¿Somos omnívoros, carnívoros o herbívoros? Es importante que los animales coman aquello para lo que están fisiológica y anatómicamente diseñados, para mejorar sus posibilidades de supervivencia y salud. Entonces, ¿para qué estamos diseñados los humanos? La Dra. Sofía Pineda Ochoa analiza este tema a menudo incomprendido.

 

TRANSCRIPCIÓN PARCIAL:

¿Somos herbívoros, carnívoros u omnívoros? Es muy importante que un animal coma aquello para lo que está fisiológica y anatómicamente diseñado, para mejorar sus posibilidades de supervivencia y salud. Entonces, ¿para qué están diseñados los humanos?

Cuando observamos una especie para determinar si es carnívora, omnívora o herbívora, podemos fijarnos en su comportamiento o en su biología. Desde el punto de vista del comportamiento, los humanos se comportan como omnívoros porque observamos a muchos humanos en su comportamiento comiendo una amplia variedad de alimentos tanto de origen animal como vegetal. Biológicamente, sin embargo, desde un punto de vista fisiológico y anatómico, es una historia diferente.

El Dr. Williams C. Roberts, de los Institutos Nacionales de Salud y la Universidad de Baylor -editor jefe del American Journal of Cardiology y uno de los cardiólogos más destacados del mundo, con más de 1.500 publicaciones en revistas médicas revisadas por expertos- resumió muy bien nuestra respuesta. Escribió:

"Aunque la mayoría de nosotros llevamos una vida de omnívoros, en el sentido de que comemos carne además de verduras y frutas, los seres humanos tienen características de herbívoros, no de carnívoros. Los apéndices de los carnívoros son garras; los de los herbívoros son manos o pezuñas. Los dientes de los carnívoros son afilados; los de los herbívoros son principalmente planos (para triturar). El tracto intestinal de los carnívoros es corto (3 veces la longitud del cuerpo); el de los herbívoros, largo (12 veces la longitud del cuerpo). Los carnívoros se enfrían jadeando y los herbívoros sudando. Los carnívoros beben líquidos a lengüetazos; los herbívoros, a sorbos. Los carnívoros producen su propia vitamina C, mientras que los herbívoros la obtienen de su dieta. Por tanto, los humanos tienen características de herbívoros, no de carnívoros".

Así es. Los humanos tienen características de herbívoros, no de carnívoros u omnívoros - porque los omnívoros, como los osos y los mapaches, en realidad conservan la mayoría de las características carnívoras, de modo que siguen siendo capaces de digerir y cazar a sus presas, y hacerlo con eficacia.